Horóscopo Chino - El Año del Conejo


El próximo dos de febrero acaba el Año del Tigre, el tres empieza el Año del Conejo. Mientras que el tigre como animal parece destinado a recibir la admiración e incluso pleitesía de cuantos animales le rodean, no en vano es el rey de la selva, el conejo parece destinado a pasar inadvertido, ignorado por todos, excepto cuando hambrientos, deciden saciar su apetito con su carne.

Hace un año, durante la expectación despertada en los medios de comunicación con la llegada del Año del Tigre, que coincidió en el tiempo con la edición de mi libro El Tigre en China: Imagen y Símbolo, representantes de algunos medios de comunicación, más interesados en las predicciones de caseta de feria que en el profundo significado que ha tenido figura del tigre en la cultura china ni en la importancia del simbolismo animal en dicha cultura, me preguntaron qué iba a significar el Año del Tigre para un país en ascensión como China. Mi respuesta más común, echando mano de esa cualidad del tigre como rey de la selva y símbolo de poder y realeza entre la gente común, fue que se observaría un papel más asertivo de la política china, y que los líderes chinos darían pasos decisivos para conseguir que se reconociera a China en la escena internacional el papel preeminente que merece ocupar. ¿Se han identificado los gobernantes chinos con el tigre para cumplir tan fielmente mis profecías? Pues nadie duda que este año pasado ha sido determinante para colocar a China en el plano de superpotencia global en la mente de los ciudadanos de Occidente.

¿Que podemos esperar entonces del Año del Conejo?.

En la mentalidad china el conejo representa a la gente común, un animal que se reproduce continuamente criando conejitos que parecen indistinguibles, como lo es ese pueblo anónimo a los ojos de los dirigentes. Un animal considerado asustadizo que fácilmente se pliega a los deseos de otros más poderosos. Es también el animal de la luna, cuya sombra parece distinguirse en su superficie. Eso es debido a que el conejo es considerado un animal nocturno, y con un ciclo reproductor de 29 días semejante en duración al de la luna, que además siempre pare de noche. El conejo simboliza también la fertilidad, y de hecho el caracter chino para parto (娩) está relacionado con el del conejo (兔).

Todo esto nos hace pensar que el Año del Conejo deberá proporcionar un cambio en la preocupación de los gobernantes chinos, trasladando su atención de la esfera internacional a las preocupaciones domésticas, donde la elevada inflación y el deterioro de la sanidad causan una justa preocupación a sus ciudadanos. Es posible que tras las giras triunfales de sus principales dirigentes durante el año 2010 presenciemos durante el Año del Conejo una importante batería de reformas internas.

Trasladando a un panorama global estos pensamientos, la llegada del Año del Conejo ya aparece preludiada por la revolución silenciosa de Islandia y las más populares de Tunez, Egipto y otros países del Mundo Árabe.

Pues no debemos olvidar que en la mentalidad China nada es permanente, y el poderoso tigre puede ser retado, e incluso vencido por el humilde conejo, como vemos en un bello cuento de la minoría Jingpo, publicado en el Tigre en China: imagen y símbolo, que reproduzco aquí con permiso de la Editorial Miraguano.

El listo evita la ira del señor
En un gran bosque vivía un rey tigre muy despiadado. Había impuesto una ley por la que los animales comunes debían de ofrecerse por turno para que él comiera. Si actuaba así durante mucho tiempo seguro que todos los animalitos del bosque acabarían por ser devorados, pero ninguno se atrevía a violar esta ley por miedo a sufrir una desgracia aún peor.
El día que le llegó al conejo el turno de ofrecerse ante el rey tigre, estuvo pensando desde la mañana temprano la forma de librarse de su suerte. Daba vueltas de un lado para otro pensando si podría evitar que el tigre le comiera, pero como no se le ocurría nada, despacito se fue poniendo en camino hacia la morada del rey tigre. Al pasar junto a un lago el conejo sintió sed, y se acercó a beber a la orilla del agua. Cuando estiró la cabeza para beber, y vio su imagen reflejada en el agua, se le ocurrió la forma de evitar al tigre.
El conejo llegó donde el tigre vivía cuando el sol se estaba poniendo. El tigre le reprochó enfadado: “¿Cómo llegas tan tarde? Ya hace un rato que tengo hambre.” El conejo contestó: “Salí de mi casa temprano. Pero a mitad de camino me encontré con un rey tigre idéntico a ti, que también quería comerme. Cuando le dije que venía a ofrecerme a ti se enfadó y me dijo: “Bajo el cielo ¿quién es tan poderoso como yo?” Afirmó que no os atreveríais a tocarle un pelo. Tras mucho rogarle me dejó partir, pero me pidió que os dijera que si tenéis valor, vayáis a mediros con él.” Cuando el rey tigre le escuchó montó en cólera, dando un brinco se puso en pie gritando: “¿Dónde está ese tigre?” Fingiendo miedo el conejo contestó: “En el lago al pie de la montaña.” Entonces el rey tigre pidió al conejo que le guiara, caminando los dos hasta llegar a la orilla del lago. Una vez allí, señalando el lugar donde había visto reflejada su propia imagen, el conejo indicó al tigre: “Ahí está.”
El tigre se acercó a la orilla del agua a mirar, y naturalmente se encontró con un tigre en el agua, frente a él. Abrió la boca y rugió, para su sorpresa el otro no sólo no se asustó, sino que a su vez abrió la boca y rugió. El rey tigre dio un gran salto, arqueó la espalda, erizó la cola y sacó las uñas. No pensó que el tigre del agua haría lo mismo. Cada vez más enfadado se lanzó contra su oponente con toda su fuerza. Sólo se escuchó el sonido de algo roto y el tigre entrando en el agua, luchando hacía abajo, sin que volviera a subir

El conejo es un animal tierno y adorable, en el que destaca su extraordinaria fertilidad, tal vez por eso en el horóscopo chino es el animal más estrechamente relacionado con la luna, el astro femenino por excelencia. Esa fertilidad extraordinaria hace que se le considere la esencia del principio femenino de la naturaleza yin (en la filosofía del yin yang), y podríamos decir que en la literatura china siempre ha ido asumiendo alguno de los atributos más femeninos. La dulzura, mezclado con un cierto aire misterioso que desconcierta a los hombres, le convierte en un animal querido por todos.

Generalmente se le considera un animal auspicioso, aunque en algunos episodios también juega un papel maligno. De hecho los Miao y los Kucong, cuando hacen sus cálculos para buscar un día propicio para iniciar el año, tienen entre sus favoritos los días Conejo.

Dado que en China nos regimos por el calendario lunar, y en Occidente por el solar, el principio y final de cada año no coincide exactamente. Por lo tanto, antes de conocer lo que dice el horóscopo chino sobre tu signo, asegúrate que efectivamente has nacido bajo el signo del Cerdo, como lo son las personas nacidas en las fechas incluidas en la tabla de la izquierda.

29-1-1903 a 15-2-1904 Agua
14-2-1915 a 2-2-1916 Madera
2-2-1927 a 22-1-1928 Fuego
19-2-1939 a 7-2-1940 Tierra
6-2-1951 a 26-1-1952 Metal
25-1-1963 a 12-1-1964 Agua
11-2-1975 a 30-1-1976 Madera
29-1-1987 a 16-2-1988 Fuego
16-2-1999 a 4-2-2000 Tierra

Para completar tu perfil cósmico es necesario conocer la influencia de los Cinco Elementos sobre tu vida. Comprueba en la tabla superior el elemento al que perteneces. La hora de nacimiento también tiene gran influencia sobre el carácter de la persona. En general se considera que los nacidos durante la hora mao (de 5 a 7 de la mañana) adquieren algunas cualidades del conejo, y suelen ser más suaves que los nacidos a otras horas.

Las personas nacidas bajo el signo del conejo son consideradas afortunadas, tienen un encanto y una elegancia natural que les hace sencillo ganarse la simpatía de los otros. actúan de forma tranquila, sosegada, generalmente con una idea muy clara de cuales son sus objetivos. Aunque odian la violencia, pueden llegar a ser implacables cuando sienten que su seguridad o los objetivos que persiguen se ven amenazados.

Viven en armonía con: Oveja, cerdo, rata.
Surgen conflictos con: Gallo, tigre y caballo.


 


 

 

Copyright www.chinaviva.com 2000-2011