home · viajes · libros · etnias · cultura · horóscopo · fotos


La antigua aldea Chengzi de los Yi Blancos

城子古村


La antigua aldea de Chengzi, situada a 28 kilómetros al sur de la cabecera del distrito, por una carretera que surge antes de llegar al centro.
            Chengzi es una aldea de la rama Qunuo o Yi Blancos de la minoría Yi, que cuenta en la actualidad con 3.000 habitantes y 700 familias. Muestra un estilo urbanístico posiblemente único en China y en nuestro planeta, con las casas integradas horizontal y verticalmente para aprovechar el espacio al máximo y proporcionar una buena defensa a todos sus habitantes.
            Originalmente construida durante la dinastía Ming, es una aldea fortificada levantada en la ladera de la montaña para defenderse de los ataques de los chinos Han. Esto hizo que fuera diseñada con características propias, como construir unas casas pegadas a otras, comunicadas entre sí, y con varias puertas, para favorecer su defensa ante un posible ataque, y también las posibilidades de escapar ante unos enemigos poderosos. Además, la construcción de forma escalonada, y la resistencia de los tejados, hace que cada familia utilice como terraza el tejado de la que vive en un nivel inferior. Cada terraza es el centro de la vida de una familia, donde se celebran las fiestas principales y donde se almacena al maíz, para lo que se utilizan unos cestos muy originales capaces de preservar las mazorcas durante dos o tres años. Cada terraza esta comunicada con las vecinas gracias a escaleras de madera. Además cuentan con agujeros, por los que se puede dar el maíz a los habitantes de abajo, o las armas a los que están arriba en caso de conflicto.

 

El pueblo está situado en la ladera de dos montañas enfrentadas, con las casas construidas dispersas por las mismas formando el esquema del taijí. Un taijí natural especialmente bello en la primavera, cuando las flores de colza tiñen todo el valle de amarillo. En la parte más alta de la aldea está el Templo del Tusi. Los tusi eran los señores indígenas de cada zona. Aunque está en proceso de restauración, sigue recibiendo el culto de la gente, manteniendo en su interior un conjunto bastante curioso de deidades, en la parte izquierda destinadas a proporcionar buena salud, y en la derecha, distintas versiones de la diosa de la maternidad reciben el culto de los que quieren tener hijos.
Se puede comer en la misma aldea, pues justo a la entrada hay un restaurante bastante agradable, con comida sencilla, barata y bien condimentada. El Banquete del Tusi (土司家宴).

Pags 66-67 de Yunnan - Guía Cultural

 

Si estás interesado en saber más sobre las tierras de Yunnan, tal vez te interese algunos de mis libros.



Copyright www.chinaviva.com 2000-2019