Museo de las minorías de Yunnan


El Museo de las Minorías de Yunnan es una visita imprescindible para todos los interesados por la cultura, pues en él descubrirá aspectos inéditos de la cultura de las minorías de la zona, así como objetos relacionados con los rasgos culturales únicos de esta provincia. Está situado enfrente de la Aldea de las Minorías, por lo que puede ser un buen complemento para los que deseen realizar ambas visitas. La entrada es gratis. Las salas son amplias y bien organizadas, con los objetos en exposición, bien expuestos e iluminados.

La primera sala a la que nos lleva el recorrido natural del mismo está dedicada a los vestidos y adornos. En ella, además de poder descubrir la enorme variedad de vestidos étnicos, no todos ellos representados en esta exposición, se puede ver una buena colección de complementos, vestidos de los chamanes y especialistas religiosos, y una colección de telares de muy distinto tipo, generalmente tecnologías primitivas usadas de forma cotidiana hasta la actualidad. También en la primera planta está la sala dedicada a la exposición de los documentos étnicos. En ella resulta de especial interés, las primeras vitrinas, donde se nos presentan, perfectamente explicados en inglés, los lenguajes primitivos utilizados por muchas de las minorías de la zona, que consisten en tallar muescas en tablas de madera con diferente significado. Como dice el refrán, una imagen vale más que mil palabras, y un fenómeno cultural que conocía desde hace años, quedó perfectamente claro al ver los objetos del museo. Con igual detalle están explicados los lenguajes de nudos utilizados por algunas minorías, y en los que las flores y otros elementos vegetales juegan un papel semántico. Por supuesto hay además muestras de las distintas escrituras de los Dai, Yi, Tibetanos, y Naxi, así como la utilización dada a los caracteres chinos en los textos sagrados de los Yao y otras minorías.

mascara

En la planta segunda la sala de máscaras es una de las más completas que conozco, pues además de una excelente colección de máscaras tibetanas, hay máscaras de papel de las ceremonias de iniciación de los Yao, máscaras de los bailes de los Yi, de los Dai, del hombre sonriente de los Bai; máscaras Tunkou de los Shui, con sus cuchillo en la boca, y algunas otras que seguro me dejo. La mayor colección de máscaras que se pueden ver en China. Un poco más allá la sala dedicada a la cultura material tal vez resulte un poco sosa para el lector culto, pues hay un número limitado de objetos, aunque las reproducciones de las viviendas tradicionales de algunos pueblos, resultan muy interesantes. Mucho más interesante es la sala del arte popular. De nuevo se encuentra el visitante con una colección de artículos única. Mientras que las colecciones de escultura, grandiosas, no parecen realmente autenticas piezas, sino reproducciones, en la pintura hay una buena representación de las pinturas rituales taoístas de los Yao, famosas en todo el mundo desde la década de los setenta del siglo pasado, y de las mucho menos conocidas pinturas taoístas de los Zhuang. Además de una colección bastante completa de pinturas Naxi de diferentes tipos.

Los aficionados a la música encontrarán en la última sala (hay otras dos o tres salas péquelas creo que de menos interés) una colección única de instrumentos musicales, flautas de todo tipo, suonas, instrumentos de cuerda de dos, tres o cuatro cuerdas y formas distintas, gongs, címbalos, platillos, siendo tal vez los tambores, por su carácter sagrado y las dimensiones que alcanzan a veces en sus aldeas originales, los instrumentos más pobremente representados. En definitiva, una experiencia que puede preparar para abrir la mente a la variedad de ambientes humanos y naturales que se podrán encontrar durante el viaje.

pintura zhuang

Duración de la visita. Una persona con interés por la cultura puede ver el museo en una hora o noventa minutos. El estudioso de cualquiera de estos temas necesitará días para aprovechar la riqueza de sus colecciones.

Copyright www.chinaviva.com 2000-1012

- Todos los circuitos que Chinaviva Viajes ha preparado en Yunnan tienen en Kunming su punto de partida, permitiendo conocer sus atracciones más interesantes.
- El último capítulo de mi libro Shangrilá contiene una recreación poética de la vida en Kunming.