Suzhou, la ciudad de los jardines


Suzhou es una de las ciudades más singulares de China. Fundada hace más de 2.500 años, ha sido durante muchos siglos un importante centro político, industrial y comercial, escapando sin embargo a las negras secuelas que el éxito deja en la historia de una ciudad. Suzhou ha sabido compaginar su fama de "Ciudad de Jardines" con un desarrollo económico que la mantiene a la cabeza del país. Bañada por el Gran Canal, Suzhou es una maravilla para los chinos. Multitud de refranes se refieren a ella como lugar especial: "En el cielo hay un paraíso, en la tierra están Suzhou y Hangzhou" es el más conocido. De hecho, en China, cuando alguien está muy distraído, no se dice, "Está en Babia", sino "Está en Suzhou".

La Colina del Tigre
Es el monumento más importante de Suzhou, y el que mejor identifica la ciudad ante el exterior. En realidad son dos monumentos. La Colina del Tigre, bajo la que se cree se encuentra enterrado el rey He Lü, y la Pagoda Inclinada, construida casi 1500 años después. El nombre de la colina se debe a que según las leyendas, pocos días después de que el rey fuera enterrado, se vio merodeando por allí un tigre blanco, que tres días después desapareció. Se pensó que ese tigre protegía la tumba del rey. Pasaron los años y la leyenda se fue olvidando. En el siglo X, se construyó un templo al Este de la colina, y una Pagoda en su cima. Sea por distinta composición del interior de la montaña, sea por que está hueca debido a albergar la tumba del rey, el caso es que la pagoda se fue inclinando, y por más que intentaron enderezarla, no se consiguió.

Pagoda del Templo Norte
Muy cerca de la estación, con sus 76 m de altura es la pagoda más alta de Suzhou y de toda la región. Construida por primera vez en la dinastía Song, se quemó en numerosas ocasiones. La pagoda actual se construyó en el siglo XVI, con madera y ladrillo, y tiene 9 pisos octogonales.



Jardines
Los Jardines de Suzhou son los más famosos de China, no sólo por encontrase en esta ciudad algunos de los más bellos, de los más antiguos o de los más importantes. Depende de cada clasificación incluye algunos diferentes, sino por el gran número de jardines que se conservan.
Muchos de estos jardines eran casas privadas, pero el arte con que se construían enfatizaba, por supuesto, la faceta de Jardín.

Jardín del Administrador Humilde
Es uno de los jardines más grandes, con una extensión de casi cinco hectáreas. Situado en la parte Norte de Suzhou, fue construido durante la dinastía Ming por un alto funcionario natural de Suzhou, que tras jubilarse, regresó a su tierra natal donde construyó el magnífico jardín. Está dividido en tres partes: este (por donde se entra), central y oeste. Consigue, gracias a su tamaño, dar un importante aspecto silvestre al conjunto. La parte central, construida alrededor del estaque, es para mí la mejor, y al oeste de la parte occidental tiene un Jardín de Bonsáis. Tiene una casa de té en la parte sur del jardín, por donde raramente aparecen los turistas.

Jardín del Pescador
Con solo media hectárea es el más pequeño de Suzhou. Está situado en el sur de la ciudad, en medio de una barrio de calles estrechas cuya restauración se está haciendo gradualmente, manteniendo una atmósfera agradable. Construido durante la dinastía Song, su reducido espacio obligó a los diseñadores a esforzarse para crear suficientes paisajes diferentes en su interior, consiguiendo hacerlo con bastante éxito.

 Copyright www.chinaviva.com 2000-1011