Xian imperial


Viajar a Xian: Información Turística y Cultural

Xian es, sin duda una de las ciudades más carismáticas de China. Capital de doce dinastías, centro político de China durante los siglos de su máximo esplendor, punto de partida de la Ruta de la Seda, podría considerarse como una de las ciudades más importantes de la historia de la humanidad. Y de hecho, mientras los distritos suburbanos que rodean Xian están repletos de reliquias históricas; la propia ciudad, a pesar de las sucesivas destrucciones y reconstrucciones a lo largo de los siglos, ha conseguido conservar un aire dinámico y cosmopolita, sin alejarse sin embargo de la vida cotidiana de esta China campesina y comerciante en la que está inmersa.

Xian, capital de la provincia de Shaanxi, es, con sus tres millones de habitantes y otros tres en la periferia, el centro económico, industrial y cultural de la región Noroeste de China. Sus universidades están entre las más importantes del país. Algunas de las tecnologías punteras de China, como la aviación, o el seguimiento de satélites, se desarrollan en sus institutos y factorías. No obstante, a pesar de haber participado como el resto de las ciudades de China, en esa oleada de grandes cambios experimentados en los últimos años, Xian ha sabido asimilar el progreso sin perder su estilo, armonizando, en la medida de lo posible, las nuevas construcciones en su estructura urbana secular.

Es difícil definir el encanto que inspira Xian, pero no cabe duda de que sus gentes, sus calles, sus construcciones antiguas, tienen algo especial que la ha convertido en una de las ciudades más visitadas de China.

Guerreros de terracota

La Fosa Número Uno es la más grande y la más importante (tiene más guerreros). Nada menos que 6.000 guerreros y caballos de terracota (tierra cocida), de tamaño natural y en formación de batalla, en una fosa de 210 metros de largo por 60 de ancho. Los soldados son de tamaño natural, tienen una estatura media de 1,80 metros, cada uno con sus armaduras. Las cabezas y las manos eran moldeadas aparte y luego añadidas, cuando se enterraron eran de color, que ha desaparecido con el paso del tiempo, y lo sorprendente es que además de la maestría con que están construidos, cada soldado tiene características diferentes, y distinta expresión. Unos tienen bigote, o coleta. Algunos son Han, otros pertenecen a los pueblos del norte. Tienen las características de su grado en el ejército, e incluso la expresión de sus rostros permite distinguir los veteranos de los bisoños. Cada uno de ellos llevaba en la mano sus armas correspondientes: espadas, lanzas, jabalinas, arcos.

politours

La Fosa Número Dos ha sido la última en abrirse al público, en 1995. Y es para mí, la menos interesante. En ella hay unos dos mil guerreros de terracota. Pero la mayoría están todavía sin restaurar, o sea que ves una cabeza por ahí, una pierna por allá. Se supone que la fosa quería mostrar a los visitantes como se desarrollan los trabajos de excavación y restauración, pero se ve muy poca gente trabajando. Lo más interesante en esta sala son la media docena de figuras de terracota, algunas de las más importantes en la historia de este monumento, que se exhiben en los pasillos laterales, protegidas por un vidrio. Es la mejor oportunidad que se encuentra a lo largo de la visita, para verlos con detalle.

La Número Tres. Más pequeña. Sólo tiene 69 figuras de oficiales y generales, dicen que era el cuartel general, y cuatro caballos preciosos. Cuando se abrió, hace unos años, las figuras aún tenían algún reflejo de color, pero ya ha desaparecido.

Gran Pagoda de la Oca

Está situada en el interior del Monasterio de la Gracia, a unos cuatro kilómetros de distancia de la muralla sur de la ciudad. Construida por el emperador Gao Zong, de la dinastía Tang en el año 648, para conservar los 657 volúmenes de escrituras budistas que el monje Xuan Zhuang trajo tras su viaje a la India, se convirtió en el más importante centro de traducción de la época.

xian

Pequeña Pagoda de la Oca

A medio kilómetro en dirección al centro de la ciudad se encuentra la Pequeña Pagoda de la Oca. Se dice que los nombres de estas dos pagodas hacen referencia a las dos escuelas del budismo: conocidas como del Gran Vehículo y Pequeño Vehículo. Esta última fue construida en el año 709, dentro del Templo Jianfu, y su estructura básica ha permanecido intacta hasta hoy en día.

Muralla de Xian

A unos centenares de metros de la Pequeña Pagoda de la Oca, se encuentra la Puerta Sur de la Muralla de Xian. Seguramente la más importante. La Muralla de Xian fue construida durante la dinastía Ming, entre los años 1374 y 1378, sobre la antigua Ciudad Prohibida de los Tang. Es una muralla rectangular con 3,4 kilómetros de este a oeste y 2,6 de norte a sur. Tiene doce metros de altura y su anchura en la base varía entre los 15 y 18 metros, y en su cima entre los 12 y 14 metros.

Torre de la Campana

La Torre de la Campana, construida en la dinastía Ming, es el símbolo de Xian. Tiene 36 metros de altura y es el centro geográfico de la ciudad. De ella salen las cuatro calles principales: Gran Calle del Norte, Gran Calle del Sur, Gran Calle del Este y Gran Calle del Oeste. Antiguamente se usaba para marcar las horas. Por la mañana el sonido de su campana marcaba la hora de iniciar las actividades cotidianas, y abrir las puertas de la ciudad.

Gran mezquita

Construida en el año 742 para atender las necesidades religiosas de una colonia musulmana cada vez más importante en la zona, es un buen ejemplo de la fusión entre los estilos arquitectónicos chinos y musulmanes, ya que, aunque la construcción es externamente china, y su apariencia es la de un monumento chino, la estructura interna, los grabados y la simbología de la misma, muestran claramente la influencia musulmana. Otro ejemplo de esa fusión se descubre en el Salón Principal, donde hay numerosas inscripciones en árabe, pero ordenadas como caracteres chinos. Se puede visitar todo el recinto, donde siempre se encuentran niños de las casas vecinas jugando, excepto la Sala de Oraciones, reservada a los creyentes.

xian

Mausoleo de Han Yanglin

Camino del aeropuerto de Xian - Xianyang, en esa extensa llanura que los emperadores de la dinastía Han eligieron como eterna morada, se ha abierto en mayo del año de 2006 uno de los más interesantes complejos funerarios de China. Es la Tumba del emperador Jingdi (168 -141) de la dinastía Han.

Este emperador, admirador de la filosofía de Lao Zi y Huang Di, pasó a la historia por su política benevolente, pues disminuyó impuestos y trabajos al estado, redujo las penas, y dejo que la gente se recuperara de las guerras Y prosperara.

Su Mausoleo, iniciado en el año 153 a.c., destaca en la historia China por varias características especiales. La primera, que llama la atención a simple vista, es la presencia del mausoleo de la emperatriz, del mismo tamaño, junto al suyo. Esta muestra de la situación un poco más elevada de la mujer es esos años va reforzada por las abundantes figuras de amazonas descubiertas en el interior de la pirámide.

En el Mausoleo de Han Yangling se visitan especialmente tres cosas:

1. El Museo. Que cuenta con la exposición de las figuras desenterradas alrededor del Mausoleo. Las figuras aparecen desnudas, pues cuando se construyeron estaban vestidas de seda y tenían brazos articulados. Además de un buen número de personajes de la corte, se encuentran figuras que muestran guerreras, animales y personajes con rasgos que los identifican como habitantes de la Ruta de la Seda.

2. El Mausoleo. Es una gran pirámide de tierra, que como es habitual en las tumbas de esa época, protege la tumba del emperador. Allí es donde se ha realizado un inteligente diseño que permite a los visitantes bajar a esa tumba y pasear sobre un suelo de cristal transparente, sobre los objetos descubiertos en el interior de la misma. Aún no está escavada más que una parte de la tumba, pero es suficiente, no obstante, para despertar la admiración de los visitantes.

3. La película en hologramas. Al final del recurrido una pequeña sala de cine proyecta una película con escenas de la vida del emperador Jingdi mediante técnicas de holografías complejas. ¡Toda una maravilla!

Los circuitos de Politours te llevan a las más importantes ciudades de China. Xian es uno de los destinos incluidos en todos los circuitos. En Chinaviva podemos ayudarte a organizar el viaje a Yunnan y otros destinos remotos, así como a preparar las combinaciones que más se adapten a tus necesidades. Una de nuestras combinaciones más populares consiste en pasar diez días por Yunnan, y acabar el circuito visitando Xian y Beijing.

Texto y fotos: Pedro Ceinos Arcones. Copyright www.chinaviva.com 2000-1012

 
home · viajes · libros · etnias · cultura · horóscopo · fotos· videos